Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘selección natural’

Existen campos de investigación que parecen ser puramente teóricos, cuya importancia se relega al simple placer del conocimiento. El origen del universo, la física subatómica o la biología evolutiva parecen no aportar al conocimiento humano más que el saber por saber, sin posibilidades de aplicación a la mejora de nuestra calidad de vida.

Ese es el caso de la biología evolutiva en general y de la selección natural en particular. Es muy frecuente leer que el trabajo en estos campos es un despilfarro de tiempo y de recursos, y que más valdría dedicar el esfuerzo a algo que se pudiera traducir en un beneficio directo para nuestras vidas.

Sin embargo, y a pesar de que el puro placer del conocimiento ya es beneficioso, esta impresión no es realista. Por absurdo que parezca un campo de investigación, raro es que no acaben aplicándose sus descubrimientos. La biología evolutiva no es una excepción, muy al contrario, sus descubrimientos orientan campos de investigación tan dispares y tan aplicados como la inmunología, la sociología, la microbiología, la historia, la epidemiología, la informática o la economía.

Leer artículo completo

Anuncios

Read Full Post »

El argumento antidarwinista de que el organismo humano es demasiado complejo para ser fruto del azar representa uno de los errores más extendidos en la comprensión popular de la evolución biológica. Ésta no se produce ni mucho menos al azar, por lo que ningún organismo es fruto simplemente de un cúmulo de casualidades.

Es frecuente escuchar de boca de cualquier «antidarwinista» una frase que apela al egocentrismo más que a la lógica; una frase que bajo diversas variantes viene a decir algo así como «el ser humano no puede ser fruto del azar, algo tan complejo como un organismo humano no puede haberse formado simplemente por casualidad».

Sin duda alguna, la motivación principal de este pensamiento es la imposibilidad de reconocernos a nosotros mismos como algo que no ha sido cuidadosamente planificado y totalmente carente de objetivo, desplazando al hombre desde un puesto de protagonismo en el centro del universo a un producto más de la enorme diversidad del cosmos. Es duro aceptar que no somos más singulares que una ameba, un lemur o un orangután y que nuestra especie no ha sido más elegida que cualquier gasterópodo.

Sin embargo, esto entraría más en el campo de la psicología o de la filosofía que en el de la biología evolutiva. Lo que pretendemos abordar en este artículo no es la posición del ser humano en el cosmos, sino la premisa de la que parte la aseveración citada y que suele aceptarse de forma implícita: ¿ciertamente somos producto del azar? ¿El organismo humano -o de cualquier otro ser vivo- es fruto de la concatenación sucesiva de meras casualidades?. A pesar de su común aceptación, debemos decir que no, la evolución no es un proceso al azar y pensar que somos frutos de la casualidad es un grave error conceptual.

Leer entrada completa

Read Full Post »

011_12En biología evolutiva existen muchos aspectos mal entendidos por el público no especialista, siendo uno de los más patentes el del concepto de azar en relación con la evolución de las especies. Hace ya unos cuandos años, en 1981, el astrofísico Fred Hoyle argumentó que la probabilidad de que la evolución creara el mundo viviente por casualidad es como creer que “un tornado pasando por un depósito de chatarra podría armar un avión Boeing 747 a partir de los materiales que haya allí”.

Y el bueno de Hoyle tenía razón. De lo que no tenía ni idea, sin embargo, era de biología evolutiva. La evolución no funciona al azar, ni el ADN ni los seres vivos se han formado por azar, y la crítica de que no puede surgir un sistema complejo por un cúmulo altamente improbable de casualidades solo denota una total falta de comprensión de los mecanismos evolutivos.

Seguir leyendo en La Ciencia y sus Demonios

Read Full Post »

Phylloscopus trochiloides

Phylloscopus trochiloides

El mosquitero troquiloide (Phylloscopus trochiloides) es un pequeño pájaro insectívoro que presenta una gran variabilidad, con diversas formas descritas. Dotado de un canto muy musical (pulsar aquí para escuchar), se distribuye por gran parte de Asia, rodeando la meseta del Tibet, donde no habita.

En 1938, Ticehurst describió cinco subespecies alrededor de la meseta del Tíbet, presumiblemente al colonizar nuevos territorios desde el sur hacia las zonas más al norte según fueron retirándose los hielos de la última glaciación. De esta forma, al rodear la elevada y fría meseta tibetana, las poblaciones del mosquitero se dividieron, ascendiendo unas por el este y otras por el oeste, para reunirse nuevamente en la siberia central.

Lo interesante de esta historia es que las poblaciones que ascendieron por el este y las que lo hicieron por el oeste, se fueron diferenciando de forma divergente, iincomunicadas por la gran masa del Tibet. La diferenciación fue tal que al reunirse de nuevo en el norte de la meseta, no son capaces de reproducirse entre sí, a pesar de que a lo largo de ambos gradientes continúan haciéndolo.

Leer artículo completo en “La Ciencia y sus Demonios”

Read Full Post »

CS010204La figura de Charles Darwin despierta verdadera animadversión dentro de muchos círculos religiosos. Quizá, a primera vista, una persona pueda preguntarse el porqué de este odio a un naturalista que lo único que hizo fue contribuir notablemente al avance de nuestro conocimiento del mundo viviente, odio que no se expresa ante figuras como Lamarck, Einstein o Hawkings.

En el caso del fundamentalismo religioso, Darwin es prácticamente demonizado y descrito como un ser malvado responsable de los males de nuestra época, ya fuera por su propia mano o por la de sus “seguidores”, identificados poco menos que de sectarios satánicos al servicio del ateismo.

En otros círculos de supuesto “antidarwinismo científico”, a pesar de hablar de “nuevos paradigmas en la biología” y “teorías alternativas silenciadas por el establismen neodarwinista”, surge de nuevo, tras leer unas pocas líneas, ese mismo odio visceral a la figura de Darwin.

¿Que tiene Darwin que no tengan Copérnico o Hawkings? ¿A que tanto odio no sólo a la teoría, sino a la persona? ¿Fue porque dijo que el hombre descendía del mono? En parte sí, aunque el asunto es algo más complejo.

Leer el resto de la entrada en La Ciencia y sus Demonios

Read Full Post »

Callosobruchus maculatus

Callosobruchus maculatus

Un reciente estudio, publicado en la prestigiosa revista Sciencie pone en tela de juicio un concepto adaptativo asumido desde hace mucho tiempo por los entomólogos.

En muchas especies de insectos, las hembras realizan cópulas múltiples (poliandria). Antes de la puesta de huevos, copulan con varios machos, cuyo esperma queda almacenado en unos compartimentos especiales del aparato reproductor interno de la hembra, las denominadas espermatecas. En algunas especies, como ciertas libélulas, los penes de los machos disponen de una serie de ganchos y apéndices que permiten extraer esperma previo, con el objeto de que el recién depositado sea el que finalmente fertilice los huevos.

Tradicionalmente, se ha pensado que esta competencia espermática, que supone un coste elevado para hembra (realizar varias cópulas, infecciones de transmisión sexual, etc.) debía reportar una ventaja lo suficientemente elevada como para compensar tal esfuerzo. De esta forma, siempre se ha pensado que mediante diversos mecanismos poco conocidos, la poliandria debía permitir a la hembra elegir el esperma mejor dotado genéticamente para fertilizar los huevos, mejorando el fitness o adaptación de la descendencia.

(más…)

Read Full Post »

Excelente vídeo de la BBC (Caminando entre monstruos). Visto en Ser vivo:

Read Full Post »

Older Posts »