Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Creacionismo’ Category

Autores: Manuel y J.M. Hernández

La evolución del ojo, al igual que otras estructuras presuntamente complejas (por tener múltiples componentes) sigue presentando problemas para muchas personas (iba a poner científicos, pero lo cierto es que la mayoría de los defensores del DI, hoy por hoy son predicadores y teólogos). Veamos desde qué perspectiva contempla el origen del ojo la biología evolutiva y el diseño inteligente.

1. Biología evolutiva: El ojo ha evolucionado a partir de estructuras sencillas, capaces de cumplir unas funciones limitadas, hasta ojos más complejos con capacidad de una visión tridimensional y en color.

2. Diseño Inteligente: El ojo es una estructura muy compleja, es irreduciblemente compleja. Significa que si se elimina uno de los componentes del ojo éste pierde su función y no sirve para nada. Por ello no puede haber evolucionado a partir de estructuras más simples que han ido ganando complejidad a lo largo de la evolución. Tiene que haber “aparecido” súbitamente mediante la participación de una “fuerza inteligente”.

Seguir leyendo…

Read Full Post »

Por  Cnidus

Hoy es un día especial. Se celebra la justa manifestación estatal del orgullo gay, lésbico, transexual y bisexual de este año, la cual lleva el lema “Por la igualdad Trans, e insiste en la necesidad de equiparar los derechos de las personas transexuales, transgéneros e intersexuales. Esta marcha por la igualdad de derechos se está convirtiendo en un movimiento reivindicativo que difiere considerablemente de las “manifas” habituales. Rodeada de un ambiente marcadamente festivo, suele venir acompañada de música, jolgorio, color y mucha, mucha, pluma ;o)

.

Lucir las plumas no es algo nuevo. Los primeros en hacerlo fueron los dinosaurios, hace un disparate de tiempo. Así, muchos de ellos no eran los monstruosos seres escamosos sedientos de sangre de las películas de Spielberg, sino elegantes arcosaurios provistos de un plumaje de lo más simpático. Y como lucir tus mejores galas no es un derecho exclusivo del Homo sapiens sapiens, hoy presentamos a las reinas plumíferas del registro fósil:

(más…)

Read Full Post »

Una reciente publicación de un equipo de la Universidad de Chicago muestra nuevos datos y conclusiones sobre el período de extinciones masivas del Devónico, hace entre 359 y 375 millones de años.

Las extinciones masivas constituyen un fenómeno que ha ocurrido varias veces a lo largo de la historia de la Tierra. Que sepamos, al menos en 5 ocasiones han desaparecido más del 70% de las especies existentes en ese momento. Las causas no son bien conocidas ni siquiera en la más reciente, hace 65 millones de años. Desde períodos de enfriamiento global hasta impactos extraterrestres, los motivos han podido ser variados.

Una característica subyacente a una extinción tan numerosa es la cantidad de nichos ecológicos que quedan vacíos tras el episodio. Episodio que, recordemos, puede ser corto a escala geológica, pero abarcar varios millones de años. Estos nichos son ocupados por las especies supervivientes, dándose generalmente un relevo en cuanto a los grupos dominantes.

Las consecuencias para la historia evolutiva de la vida son evidentes: líneas filogenéticas en pleno auge pueden desaparecer completamente, cediendo el paso al desarrollo de formas más modestas que se expanden gracias a los huecos y la presión selectiva dejados por las especies extintas. De hecho, es posible que el auge de los mamíferos en los últimos millones de años se deba en gran parte a la desaparición de los dinosaurios en la extinción masiva del Cretácico.

Seguir leyendo…

Read Full Post »

Con este artículo abrimos una nueva serie titulada “Entendiendo la evolución”, donde repasaremos los aspectos más generales de la biología evolutiva, especialmente las diferentes teorías que pretenden explicar los mecanismos evolutivos, ya sea parcial o globalmente.

La intención es utilizar esta serie para rescatar artículos que publicamos en su día en otros blogs, y que creemos que agrupados aquí junto a nuevas entradas pueden tener gran interés, especialmente para aquellos lectores que provienen de disciplinas ajenas a la biología.

Estrenamos la serie tratando un tema que, lejos de ser conocido por el público en general, suele ser fuente de confusión: la diferencia que existe entre el hecho evolutivo y las teorías que tratan de explicarlo, así como la distinción entre el concepto popular de “teoría” y el significado de este calificativo dentro de la ciencia.

Seguir leyendo…

Read Full Post »

El jefe científico del ministerio de Educación Israelí, el Dr. Gavriel Avital, ha provocado un escándalo esta semana al cuestionar la fiabilidad de la evolución y del calentamiento global. Según sus propias palabras, “si los libros de texto enseñan de manera explícita que el origen del ser humano se encuentra en los monos, me gustaría que se enseñara a los estudiantes a seguir y valorar otras opiniones. Hay muchas personas que no creen que la evolución sea la explicación correcta“.

Las reacciones no se han hecho esperar. Hava Yablonka, de la Universidad de Tel Aviv, declaró al periódico Haaretz que las declaraciones de Avital son equvalentesa decir que “en astronomía, los libros de texto deben mostrar la opinión de que la tierra es plana y el sol gira a su alrededor”. Lia Ettinger, biólogo del Centro Heschel de medio Ambiente en Tel Aviv pidió la dimisión de Avital, comentando que “dada la naturaleza de la ciencia, no existe nunca un consenso absoluto y estas diverencias nos acercan al conocimiento de la verdad. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con las declaraciones de Avital. Desde esa postura, no puede promover el tipo de educación necesaria pra un medio ambiene sostenible“. Otros destacados científicos israelitas, como Yehoshua Kolodny o Jonathan Erez, se han sumado a las protestas contra las polémicas declaraciones.

Seguir leyendo

Read Full Post »

El argumento antidarwinista de que el organismo humano es demasiado complejo para ser fruto del azar representa uno de los errores más extendidos en la comprensión popular de la evolución biológica. Ésta no se produce ni mucho menos al azar, por lo que ningún organismo es fruto simplemente de un cúmulo de casualidades.

Es frecuente escuchar de boca de cualquier «antidarwinista» una frase que apela al egocentrismo más que a la lógica; una frase que bajo diversas variantes viene a decir algo así como «el ser humano no puede ser fruto del azar, algo tan complejo como un organismo humano no puede haberse formado simplemente por casualidad».

Sin duda alguna, la motivación principal de este pensamiento es la imposibilidad de reconocernos a nosotros mismos como algo que no ha sido cuidadosamente planificado y totalmente carente de objetivo, desplazando al hombre desde un puesto de protagonismo en el centro del universo a un producto más de la enorme diversidad del cosmos. Es duro aceptar que no somos más singulares que una ameba, un lemur o un orangután y que nuestra especie no ha sido más elegida que cualquier gasterópodo.

Sin embargo, esto entraría más en el campo de la psicología o de la filosofía que en el de la biología evolutiva. Lo que pretendemos abordar en este artículo no es la posición del ser humano en el cosmos, sino la premisa de la que parte la aseveración citada y que suele aceptarse de forma implícita: ¿ciertamente somos producto del azar? ¿El organismo humano -o de cualquier otro ser vivo- es fruto de la concatenación sucesiva de meras casualidades?. A pesar de su común aceptación, debemos decir que no, la evolución no es un proceso al azar y pensar que somos frutos de la casualidad es un grave error conceptual.

Leer entrada completa

Read Full Post »

011_12En biología evolutiva existen muchos aspectos mal entendidos por el público no especialista, siendo uno de los más patentes el del concepto de azar en relación con la evolución de las especies. Hace ya unos cuandos años, en 1981, el astrofísico Fred Hoyle argumentó que la probabilidad de que la evolución creara el mundo viviente por casualidad es como creer que “un tornado pasando por un depósito de chatarra podría armar un avión Boeing 747 a partir de los materiales que haya allí”.

Y el bueno de Hoyle tenía razón. De lo que no tenía ni idea, sin embargo, era de biología evolutiva. La evolución no funciona al azar, ni el ADN ni los seres vivos se han formado por azar, y la crítica de que no puede surgir un sistema complejo por un cúmulo altamente improbable de casualidades solo denota una total falta de comprensión de los mecanismos evolutivos.

Seguir leyendo en La Ciencia y sus Demonios

Read Full Post »

Older Posts »